jueves, 14 de marzo de 2013

Los mejores consejos para fotografiar en blanco y negro


Via: Blog del fotógrafo

Nada en el mundo se parece a la fotografía en Blanco y Negro. Hay fotos en blanco y negro que te quitan el aliento, que te trastornan, en el buen sentido. Hoy te voy a hablar de este “género” fotográfico en profundidad, y como de costumbre, te dejaré algún que otro consejo para mejorar tus próximas fotografías en blanco y negro.

¿Por qué nos mola tanto el Blanco y Negro?

Hay algo en la fotografía en blanco y negro, diferente del resto de tipos de fotografía, que nos fascina, una cierta “magia” que no encontramos en la fotografía de color. El blanco y negro no se pasa nunca de moda, es como nació originalmente la fotografía, y aunque ésta ha evolucionado, ha mejorado su técnica, su color, su resolución, su 3D, su no sé qué, el blanco y negro sigue siendo el rey incontestable al cual todos profesamos admiración incondicional.

No sé qué tendrá, lo cierto es que la fotografía en blanco y negro presenta una serie de ventajas que difícilmente la fotografía en color puede igualar:

Versatilidad: Cualquier tipo de fotografía es susceptible de ser una buena toma en blanco y negro. Si te mola el blanco y negro lo puedes aplicar a retratos, paisajes, fotografía de niños, Macro, arquitectura, o animales. No sólo eso, también el blanco y negro pega bien con casi cualquier tipo de iluminación. Las fotos en color habitualmente exigen una buena iluminación mientras que las de blanco y negro dan buenos resultados aunque sea en bajas condiciones de luz.
Evita distracciones propias del color: Los colores son un arma de doble filo. Embellecen y realzan una fotografía pero a veces pueden jugar un papel de distracción, confundiendo al espectador y desviando su atención del mensaje principal que la fotografía intenta transmitir. A veces incluso el sujeto principal pierde protagonismo por culpa de la cantidad de colores que hay dentro de una foto.
Transmite una mayor carga emocional: Si algo tienen las fotos en blanco y negro es su capacidad de transmitir emociones y sentimientos de manera sincera. Los retratos en blanco y negro son más auténticos, más naturales. Las miradas en blanco y negro dicen mucho más que las de color. El blanco y negro encierra un aire de nostalgia, un dramatismo y una fuerza que el espectador percibe muy fácilmente. En color cuesta más.
Ayuda a mejorar la composición: El color es muchas veces culpable de que muchos fotógrafos descuiden aspectos muy importantes de la composición. Eliminar el color nos permite centrarnos en la composición a través de sus aspectos: contraste, formas, encuadre, texturas, etc.

Consejos para fotografía en Blanco y Negro

A continuación te traigo algunos consejos para que empieces a producir tus primeros trabajos en blanco y negro.

1- Aprende a detectar la foto candidata al Blanco y Negro: No todas las fotos son buenas en blanco y negro. Al prescindir del color, pierdes una pata importante de la composición, y quieras que no eso se nota. Necesitas desarrollar tu “ojo fotográfico” para ir detectando posibles encuadres, composiciones y sujetos susceptibles de salir mejor en blanco y negro. Cuesta al principio, pero a medida que vas haciendo ejercicios de blanco y negro, luego al comprobar el resultado final empiezas a educarte poco a poco respecto a qué fotos valen para el blanco y negro y cuáles no.

2- Dispara en Color: ¿Te parece contradictorio? No lo es. En la época de las cámaras analógicas había que decidir qué película o carrete usar, si de color o de blanco y negro. Con la fotografía digital puedes disparar tus fotografías tranquilamente en color, todas, y más adelante convertir al blanco y negro aquellas que te interesen. La recomendación de disparar en color se debe a que, una vez convertida la foto a blanco y negro siempre podrás arrepentirte y devolverle el color si así lo deseas. Si disparas directamente en blanco y negro desde la cámara y posteriormente decides recuperar el color ¿qué haces?

3- Dispara en RAW: La mayoría de las cámaras réflex digitales (creo que todas) permiten disparar en RAW. A diferencia del JPG, el RAW permite conservar todas las propiedades de la imagen, pudiendo posteriormente jugar con todos sus atributos durante el posprocesado en ordenador, aumentar su exposición, reducirla, modificar el balance de blancos, cambiar el contraste, y una serie de propiedades que te ayudarán a mejorar tu foto en blanco y negro. Disparar una foto en JPG “bloquea” todas estas propiedades y ya no las podríamos modificar, o no tanto. (Aquí un ejemplo en vídeo de las posibilidades que permite el modo RAW).

4- Cuidado con el ruido ISO: Esto seguramente lo sepas ya pero conviene insistir Hay situaciones donde la falta de luz nos obliga a subir el valor ISO de la cámara. Esto repercute en una cantidad de ruido más o menos aceptable, pero ten cuidado, el ruido ISO es mucho más visible en las fotos en blanco y negro. Al jugar sólo con blanco y negro (y grados intermedios de gris) es más fácil que se note el ruido producido por el ISO elevado. Así que si tienes que subir el ISO hazlo, pero con mucho cuidado.

5- Aprovecha los días nublados: Los días grises, nublados, lluviosos, y que a primera vista parecen poco idóneos para una sesión fotográfica en exteriores son en el fondo una oportunidad exquisita para captar increíbles fotos en blanco y negro. Supongo que tendrá que ver con la naturaleza de las fotos en blanco y negro, habitualmente triste, emotiva, melancólica o dramática. Los días grises son el perfecto aliado para este tipo de fotografía, pues crean una ambientación oscura y misteriosa ideal para este tipo de fotos.

6- Cuida la Composición: Lo que venía comentando antes, al carecer de color, la fotografía en blanco y negro se apoya en otros elementos como son la composición, el contraste entre sujetos claros y oscuros, los tonos, las formas o siluetas, las texturas y patrones repetitivos. Por eso te decía aquello de que no todas las fotos son candidatas perfectas al blanco y negro. La foto en blanco y negro no puede ser una foto “normal”, tiene que impactar y llamar la atención.

Cosas que pegan con el blanco y negro

Hay situaciones, objetos, cosas y personas con las que utilizar el blanco y negro es un acierto garantizado. Si quieres incursionar en este tipo de fotografía te recomiendo empieces con alguno de estos temas.

- Niños
- Abuelos
- Herramientas antiguas
- Lluvia, niebla, otoño, invierno…
- Siluetas con mucho contraste de claros y oscuros

3 trucos para “los más duchos”

Lo que llevas leído del artículo ya debería darte pistas para conseguir buenas fotografías en blanco y negro, pero si te sabes manejar con soltura en el procesado de las fotos en RAW he aquí una serie de 3 truquillos que mejorarán todavía más tus resultados en blanco y negro:

Aumenta el contraste: Las fotos en blanco y negro con mayor contraste producen mayor impacto en el receptor. Aumentando el contraste conseguirás multiplicar ese efecto dramático de la foto.
Aplicar viñeteado: El viñeteado es ese marco difuminado oscuro que rodea la foto por los lados. Ayuda a centrar la atención en el sujeto principal y contribuye a aumentar la carga emocional de la fotografía. Al ser el viñeteado habitualmente de color negro, es un recurso ideal para combinar con este tipo de fotografía.
¿Un poco de HDR?: Por si no sabes qué es o cómo se consigue, tengo un artículo dedicado a la técnica del HDR. Esta técnica combinada con el blanco y negro produce resultados sencillamente espectaculares. Para que funcione necesitas que la foto contenga elementos de madera, de metal, o que el retrato sea de alguna persona. Obtienes mejores resultados así.