lunes, 12 de noviembre de 2012

Una variación del proceso cruzado con DPP


 
Una variación del proceso cruzado con DPP
Published on Sólo Fotografía | shared via feedly mobile

Recuerdo cuando yo con mi padre revelábamos fotos en color o las diapositivas del verano en casa, el momento era realmente emocionante, ¿Os imagináis? El baño de mi casa con todo tipo de bandejas llenas de liquido, el tanque para revelar los negativos, la ampliadora, enormeeeeeee, la lupa para ver el enfoque preciso de la ampliadora, todo a oscuras además intentando tener los baños a una temperatura constante...bufffffff.  Luego ver cómo iba saliendo la imagen en color, las pruebas del filtraje básico para el papel que habíamos comprado, en fin toda una odisea para una persona como yo interesada siempre en desvelar los secretos de la fotografía y encima la juventud e iniciativa que yo tenía,  mi padre me dejaba probar y cambiar y cada vez me enganchaba más en esto. Nos pasábamos horas y horas, hasta que mi madre nos llamaba para cenar y os aseguro que siempre se nos quedaba la cena fría y claro una bronca de mi madre a los dos, que no os imagináis. La verdad es que echo de menos estos tiempos y a mi madre.

Recuerdo muy bien también que un pequeño despiste en la temperatura del proceso, llevaba el color a otra gama y era complicado repetir en casa imágenes iguales desde la primera a la última, mantener en invierno los productos a una temperatura constante allí en la casa donde vivíamos  era complejo, el frio que hacía era de "nota", vamos que algunas veces salían verdaderos engendros debido a esto y otras veces salían fotos muy curiosas, un pequeño despiste creaba un mundo nuevo igual que cuando no acertábamos del todo en el filtraje básico.

Bueno pues uno de esos despistes que comete la gente y que luego los efectos son interesantes según se dice, (que no sé como habrá sido) era cambiar el revelador de una película con los químicos que se empleaban para las diapositivas o al revés, eso es lo que luego se ha llamado proceso cruzado y que no queda mal del todo, es interesante y de ahí que se me ocurrió escribir de esto después de hablar con mi padre ayer de los "viejos" tiempos y de los "patinazos"  que cometíamos y porque es un recurso más a utilizar,  mostraré cómo se puede simular  de forma digital usando el programa DPP de Canon, y aunque hay por la red muchas formas de hacerlo os cuento como se puede en DPP y como lo hago yo que no es tan extremo. 

Cuando esto se hacía de forma analógica el control era muy poco y podía salir cualquier cosa, ahora en la época digital no es tan incontrolado y de ahí que salga algo parecido pero no igual de impredecible.

¿Por qué uso DPP y no Photoshop? bueno quizás es porque DPP es un programa que realmente está un poco olvidado por todos y creo que tiene muchas posibilidades, Photoshop tiene una "tecla" que lo hace automáticamente, pero yo cuando he hecho esto para alguien siempre me ha gustado hacerlo a "mano" y controlando todo con DPP.

No todas las fotos valen pare este cambio, yo he probado muchas y no todas al final quedan bien, algunas quedan horrorosas de ahí que lo mejor es experimentar en alguna foto que no diga mucho y ver si con este proceso se arregla algo y mejora su aspecto, y sino pues nada. 

Después de muchas pruebas creo que las mejores son los retratos para estas cosas, de hecho parto de una así:


Lo primero que hago es cargar la foto ya en formato jpg en DPP, ya sé que DPP es un procesador de RAW, pero también se defiende muy bien en jpg, y de hecho voy a utilizar la herramienta de curvas que tiene que es muy precisa y buena.


Ahora llevo el ratón en esta pantalla encima de la curva y programo que la forma de variación de las curvas sea con rectas entre los puntos que elija, esto se hace presionando el botón izquierdo del ratón, seleccionando recta.

Una vez seleccionada esta forma de variación, selecciono la curva roja de RGB y creo una especie de resta en "S" como la que muestro aquí, seleccionando tres puntos, uno en el centro, otro en la mitad superior, y otro en la mitad inferior. Realmente estoy dando más contraste a este color de forma selectiva, pero no como siempre, ya que siempre esto se hace con la forma de curva y no de recta.

Ahora hago lo mismo con la curva verde, selecciono el botón G y hago lo mismo intentando montar las dos curvas.


Sigo con la curva azul, no hago esto que he hecho con las otras dos, sino que lo que hago es bajar el punto máximo del azul (los tonos más claros) y subir el punto mínimo (los tonos oscuros), según os muestro en la fotografía siguiente.


Fijaros que ya está un poco azulada, ahora aclaro los tonos medios, para ello selecciono, la curva general de luminancia RGB y creó una recta como se ve en la imagen siguiente con tres puntos, subiendo más en el centro y menos en la izquierda y derecha. Esto lo que hace es dar más luminosidad a los tonos medios, dejando los demás igual.


Finalmente subo el mismo brillo que quito de contraste, con los cursores de brillo y contraste.


Y sólo me queda aplicar un poco el enfoque, convertirla a un tamaño web que no destroce la nitidez y el resultado es este, que no es que sea algo muy especial, pero sale un proceso interesante que se puede aplicar a algunas fotos.


De nuevo aquí la original.


Un comentario final, esta forma de hacerlo, que a algunos les gusta más y a otros menos menos, no obtiene las imágenes tan azuladas como suele ser el proceso más estándar, ya que prefiero dar más luminosidad a las caras y quitarlas el aspecto "cianótico" que se obtiene de con los procesos que más se ven por ahí. 

Saludos.



Américo. Enviado desde mi iPad