viernes, 16 de noviembre de 2012

Un paso más con las curvas


published on ALTFoto // visit site
Un paso más con las curvas

En ALTFoto ya hemos tratado el apasionante mundo de las curvas, para tener un control total de la imagen. Hacen ellas solas todo lo que hacen los otros controles de ajuste. Pero vamos a avanzar para que se conviertan en nuestra principal herramienta de trabajo y podamos decir bien alto en las reuniones con otros compañeros fotógrafos: Yo utilizo las curvas.

Ampliar y comprimir con curvas
  • Lo primero que tenemos que aprender es que podemos trabajar con Curvas interviniendo directamente sobre los pixeles de la imagen (ctrl+M) o como una capa de ajuste, donde los cambios no son destructivos (Capa>Nueva capa de ajuste>Curvas). Desde luego, esta última es la mejor opción.
  • Para poder ser más precisos, y ver con más claridad los pasos tonales, nos interesa tener una cuadrícula más pequeña. Si situamos el puntero dentro y damos alt+clic, pasamos de una división de 16 a una de 100.
  • Para que no nos liemos, tenemos que asegurarnos que los ejes XY van del negro al blanco, igual que en Niveles. En el icono de Configuración del panel de Curvas, en la esquina superior derecha, marcamos Opciones de visualización de Curvas y elegimos Mostrar cantidad de: Luz (0-255). La otra opción, Pigmento/tinta, la utilizaremos cuando trabajemos el color en modo Lab, siguiendo los consejos de Dan Margulis (un pequeño lío que veremos más adelante).
  • La primera vez que vemos una curva de una fotografía es una línea diagonal. No es casual. Como todavía no hemos modificado nada, esa línea quiere decir que los valores originales, representados en la horizontal (X), tienen el mismo valor en la vertical (Y), que es la representación de los valores tonales una vez hemos hecho el cambio. Una línea diagonal en una curva significa que no se ha hecho ninguna modificación.
  • La parte inferior de la curva trabaja con las sombras; la zona media es para los grises y la parte superior para las luces. Esto es válido para ambos ejes. En el eje X están los valores de Entrada, y en el eje Y están los valores de Salida. Para poder modificar estos valores hay que meter puntos en la curvas. Se puede hacer de distintas maneras:
  1. Pinchando directamente en la curva. Es poco preciso, pero si tenemos claro lo que queremos hacer, es un método válido. De hecho, la cuadrícula que hemos puesto facilita mucho esta forma de trabajar. Como sabéis, podemos poner hasta 16 puntos, pero con cinco suele bastar la mayoría de los casos.
  2. Si queremos cambiar un punto en concreto de la fotografía, podemos activar la herramienta, presente en el panel Curvas, Haga clic y arrastre en la imagen para modificar la curva. Así podemos ser más precisos y modificar exactamente lo que queremos.
  3. Si vamos sobrados, es decir, estamos muy seguros de nosotros mismos, podemos trabajar con la herramienta Dibujar para modificar la curva. Permite, como su propio nombre indica, dibujar la curva sobre el plano de los ejes a mano alzada. Esta opción es sólo para los valientes.
  • A la hora de modificar una curva conviene tener muy claro el siguiente concepto: si la curva entre dos puntos se hace más horizontal, estaremos reduciendo el rango tonal en ese tramo; sin embargo, si hacemos la curva más vertical entre los dos mismos puntos, conseguiremos ampliar el contraste. En la ilustración del artículo vemos en rojo la compresión del rango tonal (en Entrada vemos que la separación es mayor y en Salida menor) y en verde la ampliación del contraste.
Más adelante seguiremos viendo más cosas. Y nos daremos cuenta de que no son tan complicadas como las pintan, sino que las desconocemos. Con Curvas podemos ampliar y reducir contraste, subir y bajar el brillo, recortar negros y blancos, posterizar la imagen… daos cuenta que terminaremos aplicando una sola curva en vez de jugar con todos los ajustes posibles que nos da Ps.