viernes, 20 de julio de 2012

Técnica fotográfica. Ajuste contraste Photoshop


TÉCNICA FOTOGRÁFICA. AJUSTE DE CONTRASTE EN PHOTOSHOP
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fecha última modificación: 21/07/2012
Fecha creación: 21/07/2012
Versión: 1.0

NIVEL:      
Iniciación - Bajo - Medio - Alto – Avanzado

AJUSTE DE CONTRASTE


Entendemos por contraste la diferencia en términos de luminosidad existente entre las luces máximas y las sombras profundas de una escena o una imagen sobre un soporte.

Contraste en la escena

En el proceso de la toma el contraste viene determinado por los elementos de la escena (sujetos de color blanco, negro...) y su iluminación (intensidad luminosa de las altas luces y las sombras profundas), pudiendo clasificar las escenas en los tipos Normal, de Alto contraste o de Bajo contraste, dependiendo de la diferencia en EV (valores de exposición) o puntos de diafragma máximos existentes entre las luces y las sombras.

Cuando medimos la luz y establecemos los parámetros de la toma (diafragma y velocidad), determinamos como vamos a registrar en nuestro sistema las luminosidades existentes en la escena. Lo lógico sería que las sombras quedasen almacenadas como sombras y las luces como luces; aunque con los ajustes anteriores podemos convertir las sombras en luces (sobrexponer) o las luces en sombras (subexponer).

Las escenas de Alto contraste, dependiendo de la calidad del sensor o película empleada, pueden no admitir su registro, en una única toma, sin perder detalle en las luces o en las sombras, es decir, ocurre que la gama de luminosidades es muy extensa y no cabe en nuestro sistema (más información en el documento relativo al RANGO DINÁMICO); pero si la escena es de contraste Normal o Bajo, con el ajuste correcto de los parámetros de la toma quedará registrada en toda su amplitud de luminosidades.

No hemos definido la diferencia que debe existir entre las luces y las sombras de una escena para asignarla a un tipo u otro, de hecho los umbrales que estaban perfectamente definidos para el material analógico con la tecnología digital han cambiado y están en proceso de mejora continua. Pienso que para ésta clasificación deberíamos establecer una relación biunívoca entre el tipo de contraste y el material concreto para registrarlo; ya que lo que para un sensor puede ser una escena Normal con otro de peor calidad (menor rango dinámico) sería de contraste excesivo y no podríamos registrarla totalmente.

Con lo visto hasta el momento me he referido al denominado contraste global o total de una escena pero aunque con su ajuste podemos conseguir que nuestra imagen tenga zonas de luces y sombras máximas, esto puede no ser suficiente y el aspecto general resultar de bajo u alto contraste; por ello también debemos considerar el contraste zonal.

Contraste global

En la figura 1 cuyo histograma queda representado en la figura 2 podemos observar lo siguiente:


1.
Las sombras no alcanzan la máxima profundidad (valor mínimo 0) puesto que como vemos el histograma no llega hasta el lado izquierdo. También observamos que existen muchos píxeles asignados con el valor de la sombra más profunda (no máxima, de valor distinto mayor que 0), debido a que están incluidos los márgenes de los dos laterales
2.
La línea alta pegada al lateral derecho nos indica que muchos píxeles toman el valor de las luces máximas (255); aunque esto es lógico ya que los márgenes blancos de los lados inferior y superior forma parte de la imagen


Un primer paso para mejorar la imagen con Photoshop consiste en la corrección del contraste global para que el histograma ocupe la totalidad de la gama tonal disponible, aplicando por ejemplo un AJUSTE DE NIVELES; no obstante la regla de rellenar toda la gama tonal no siempre es aplicable y además depende de la imagen y de los propios gustos personales. En la figura 3 vemos el resultado obtenido tras aplicar Niveles automáticos para expander el histograma, lo que provoca el aumento de la profundidad de las sombras y del contraste.

Contraste de tonos medios

Con el aumento del contraste global aplicado en el apartado anterior también hemos separado los tonos medios y en consecuencia aumentado el contraste en dicha zona.

Podemos aumentar más el contraste de la zona de los semitonos aplicando una curva en S como la mostrada en la figura 4, en este caso se ha aplicado de manera muy suave; y obtener de forma inmediata el resultado mostrado en la figura 5. Con dicha operación se separan los tonos en la zona donde se produce un aumento de la pendiente de la curva pero, evidentemente, a costa de comprimir las luces altas y las sombras profundas (zona de disminución de pendiente).  
Con los modos de fusión simétricos: SUPERPONER, LUZ SUAVE y LUZ FUERTE, también podemos aumentar el contraste de los tonos medios (curvas similares a las de la figura 4), fusionando dos capas iguales tal como se explica en los documentos referidos a los mismos; aunque con ellos la profundidad del efecto no es regulable.

Existen otras métodos u opciones en Photoshop como el ajuste de Brillo/contraste pero, aunque su uso puede ser más rápido, resulta más difícil de entender como actúa. En todo caso, cualquiera que sea el método elegido, siempre recomiendo crear una nueva capa de ajuste, en lugar de aplicar los cambios directamente sobre la imagen original, por si tenemos que retroceder.

Contraste por zonas

Partiendo de la imagen de la figura 3, sin aplicar ningún ajuste con capa de Curvas, podemos ir mejorando la imagen mediante la aplicación de Niveles o Curvas con selecciones zonales.

Para ello seguiremos el proceso siguiente:


1.
Con la herramienta Lazo seleccionamos por ejemplo la zona del pelo (línea discontinua de la figura 6), sin que sea necesaria una gran precisión ya que posteriormente podremos corregirla y perfeccionarla
2.
Crear una capa nueva con: Capa → Nueva capa de ajuste → Niveles (o alternativamente Curvas); con ello aparece un histograma que representa los valores de luminosidad de la zona seleccionada (figura 7) y en él podemos comprobar la ausencia en esa zona de altas luces
3.
Ajustar el histograma aplicando por ejemplo Niveles automáticos a la capa creada (figura 8)


El resultado después del último paso realizado no es aceptable ya que se notan demasiado los límites del ajuste y el cambio producido es también muy irreal. Para mejorarlo podemos reajustar el cursor blanco para que el efecto sea menos agresivo y aumentar las sombras desplazando manualmente el cursor gris hacia la derecha; además para suavizar la transición conviene desenfocar los contornos de la máscara aplicando un suave desenfoque Gaussiano.

Con un poco de paciencia y tipo de proceso con tratamiento zonal en distintas capas, se puede obtener el resultado que mejor se adapte a los gustos personales como el mostrado en la figura 9, donde vemos claramente el incremento de textura y contraste en paredes, suelo, caras...; aunque con un resultado moderado que responde a mi interpretación y gusto personales.

Conviene observar que con cada selección creamos una capa nueva, esto evidentemente aumenta el tamaño del archivo de manera importante y para evitarlo podemos acoplar la imagen una vez finalizado el ajuste.

Personalmente prefiero mantener las capas y crear un Archivo de capas en el que reduzco la profundidad de bits y las dimensiones de la imagen, y aunque puedo perder algo de detalle en las máscaras esto no es muy importante. Posteriormente, recuperando la imagen original, con su resolución y tamaño, le añado las capas que previamente han sido redimensionadas adecuadamente.

Como me gusta cambiar en este ejemplo he utilizado una imagen en escala de grises por lo que debo advertir que para una de color hay que considerar también el efecto de aumento de Saturación que se produce al aplicar Niveles, por lo que según su intensidad conviene utilizar totalmente el MODO DE FUSIÓN LUMINOSIDAD o mezclarlo probando con distintas opacidades con el modo Normal.







Américo. Enviado desde mi iPad