viernes, 17 de febrero de 2012

Fotografía que se come


En la red podemos encontrar verdaderos devotos que se han convertido en profesionales de la fotografía gastronómica. No es una tarea fácil: en primer lugar requiere de tiempo y paciencia; en segundo lugar necesitamos una gran cantidad de recipientes y menaje de cocina que combinen perfectamente y unos conocimientos mínimos de estética y moda; en tercer lugar hay que saber de composición fotográfica, tener un objetivo muy luminoso y no ser tan desastres como para vernos de repente con la cámara llena de harina en una mano y un pastel que empieza a desinflarse en la otra.

Desde hace meses e incluso años, los aficionados a la repostería nos encontramos, de vez en cuando en la red, algunas fotografías de postres que hacen que comencemos a salivar inmediatamente y vayamos al supermercado a por kilos y kilos de harina de repostería para conseguir emular las fotografías que acabamos de ver. Como fuente de inspiración, hay algunos sitios web reconocidos en el mundo de la gastronomía y la repostería que son todo un lujo para la vista. En ellos, podéis encontrar recetas y fotografías que hagan más calidas estas tardes de invierno y que nos hagan olvidar las olas de frío que se suceden en el continente europeo.

Sweet Mondays

Además de una excelente receta de pastel de zanahoria que nunca me ha fallado, Anna, la escritora de este fantástico blog gastronómico llamado Sweet Mondays tiene un gusto vintage que se ve reflejado en todas sus imágenes. Las recetas están explicadas paso a paso y foto a foto, con mucho gusto para la composición (quizá un poco menos para el encuadre) y con una estética muy cuidada. Las fotografías están tratadas con algún que otro efecto retro y gracias a ello parecén aún más caseras y más ricas.

Tengo un horno y sé cómo usarlo

La composición en las fotografías es impresionante, los colores, el menaje utilizado y la imaginación de la autora de Tengo un horno y sé como usarlo es, sencillamente, desbordante. Aquí no encontramos tan solo recetas de repostería, sino de todo tipo, pero a mí me pierden los dulces así que acudo con frecuencia para recrearme y ver si puedo robar alguna receta. El blog y su cámara réflex han ido de la mano desde año 2010 y tanto las recetas como las fotografías han ido superándose semana tras semana.

La receta de la felicidad

Con una calidad muy profesional en las fotografías las recetas son algo menos accesibles para el lector medio; sin embargo, sólo con pararse a mirar los flanes, pasteles y guisos de La receta de la felicidad dan ganas de ponerse a cocinar y fotografíar como locos. La decoración y el toque final a las imágenes hablar por sí mismos.

Su autora, SandeeA puede presumir de haber aparecido en el Wall Street Journal o en la web de la prestigiosa revista Bon Apetit. Compagina su vida familiar y su trabajo como profesora de Administración de Empresas con la gastronomía y la fotografía. Una artista de las lentes y los fogones. Imprescindible.

Fotografías: Sweet Mondays/ Tengo un horno y sé cómo usarlo/ La receta de la felicidad










Americo, enviado desde iPhone