miércoles, 11 de enero de 2012

Una lente para cada estilo

Fotografía de sitio basedigitalphotography.com

La lente es el "ojo" de la cámara y, como tal, juega un papel fundamental en la captura del color y los detalles de cada imagen. Sin importar que seas principiante o experimentado, elegirla correctamente elevará el nivel de tu fotografía. Así que si cuentas con una cámara SLR continúa leyendo, y sabrás en términos generales qué puede ofrecerte cada una de ellas.

Las hay de dos tipos: Primes, que vienen con una distancia focal fija; y zooms, cuya distancia o longitud focal es variable. Recuerda que cuando el sujeto está enfocado, la longitud focal mide la distancia entre el centro óptico del lente y el sensor digital de la cámara. Dicha medición se realiza en milímetros y es mostrada en la lente misma - 1.4f, por ejemplo.

Los primes incluyen un subgrupo de estándar (35-80 mm), gran angular (15-28 mm), macro (50-100 mm), teleobjetivo (80-300 mm) y super-teleobjetivo (200-400 mm).

Por otro lado, los zooms vienen en variantes que van desde gran angulares hasta teleobjetivos, pasando por los estándares.

Las cámaras compactas normalmente vienen con un lente estándar de 35-80 mm, también conocidos como lentes "normales". Dicho término se aplica debido a que capturan las imágenes tal como el ojo humano las ve. De manera que resultan ideales para las tomas cotidianas que suelen hacerse de flores, gente y mascotas.

Fotografía de llazlok

Fotografía de llazlok

Gran angular. Brindan una vista más amplia de la escena que los lentes estándar. Como captan una vasta extensión suelen ser utilizados para fotografiar grupos de gente, paisajes y arquitectura.

Five, de Eric 5D Mark II

"Five", de Eric 5D Mark II

Teleobjetivo. Se utilizan para agrandar tomas o para acercar sujetos lejanos, de manera que resultan ideales para fotografías de deporte y retratos cándidos. Algunos de los más comunes son los que vienen con cobertura de 75-300 mm. Si comienzas a desplazarte desde los 35 mm hacia algo más grande, lo mejor será recurrir a un trípode o un estabilizador. Este último te ayudará a mantener la cámara fija para lograr capturas nítidas aún cuando tu manos se muevan un poco.

Fotografía del sitio pxleyes.com

Fotografía del sitio pxleyes.com

Súper-teleobjetivo. Son de 200 a 400 mm y se utilizan mayormente para hacer tomas de aves en su entorno salvaje.

Fotografía del sitio pxleyes.com

Macro. Están diseñados para capturar motivos pequeños como grandes imágenes. Tal como su nombre lo indica, amplían el tamaño del sujeto, resultando ideales para primeros planos a flores, telas de araña, insectos, y otros sujetos pequeños. También resultan útiles para destacar texturas y detalles de motivos más grandes.

Fotografía de Jimmy Hoffman

Fotografía de Sergio Lubezky

Zoom digital. Sencillamente cortan la imagen y luego agrandan la porción seleccionada, de manera que rellene el encuadre.

Zoom óptico. Trabaja como el digital, pero cambia la distancia focal y eleva el nivel de aumento a medida que se acerca, dando resultados de mayor calidad.

Ten en cuenta estos conceptos y elige el lente más indicado para tu estilo. Aún cuando por el momento no puedas acceder a él, siempre es bueno tener metas claras en base al conocimiento de las alternativas disponibles y de lo que puede brindarnos cada una de ellas.

Referencia:

http://www.picturecorrect.com/tips/what-type-of-lens-to-use-for-specific-situations/








Americo, enviado desde iPhone