martes, 10 de enero de 2012

Tres detalles importantes al trabajar con modelos (Pte. I)

Fotografía de autor anónimo

Fotografía del sitio squidoo.com

Aun cuando tengamos gran pericia en el aspecto técnico de la cuestión, durnte las sesiones no sólo tratamos con equipamiento sino también con personas. Y es notable cómo algunos pequeños detalles pueden marcar la diferenca entre un clima forzado y uno relajado, así como también entre resultados poco profesioanles y de calidad. Veamos algunos de ellos.

Chequeo general. Es imprescindible asegurarse de que todo lo referente a la modelo esté en condiciones: el maquillaje, el cabello, que la ropa no tenga arrugas o dobleces, que no haya etiqutas visibles, etc. Pero la cuestión principal no es en realidad esta revisación en sí misma, sino la forma de llevarla a cabo - especialmente cuando se trata de un fotógrafo varón.

Por ejemplo, si bien la labor requiere cierto grado de minuciosidad, escrutar a la modelo con la vista de pies a cabeza no la hará sentir cómoda. Un buen modo de asegurarte de estos detalles evitando generar esto es observándola a través del lente de la cámara. El primer par de tomas de prueba bien puede ser utilizado con estos fines.

Bastará con una toma de cuerpo entero frontal y posterior, junto con un retrato en primer plano. Luego analízalas minuciosamente en la pantalla de tu cámara y toma nota de cualquier detalle que pudiera arruinar el cuadro. Entonces, dirígete a la modelo educadamente para rectificar cualquier situación.

Actitud. El temple es una cualidad necesaria en lo que a sesiones respecta. Lucir nervioso, estresado o frustrado porque no puedes hacerte entender no es una opción. Los resoplidos y las palabras fuertes son indicio de que se ha perdido el control de la situación, y en esas circuntancias difícilmente se recupere el buen ambiente en lo que reste de la jornada - parece algo extremo, pero ocurre más a menudo de lo que parece.

Fotografía de Anastasia Volkova

Fotografía de Anastasia Volkova

Por el contrario, requiere práctica y disciplina el saber cómo tratar con modelos, especialmente con aquellas de poca experiencia o temperamento fuerte. Debes controlar tus emociones y permanecer calmado en todo momento. Si no consigues una cierta pose, pasa a la siguiente, cada modelo en sí misma puede darte muchísimo, no hay por qué estancarse en sus puntos débiles - explora el terreno de sus puntos fuertes.

Fotografía de Nirrimi

Fotografía de Nirrimi

Ten presente estos conceptos y asegúrate el éxito en tus sesiones con modelos. Nos queda un tercer detalle que terminará de marcar la diferencia.

Referencia:

http://www.picturecorrect.com/tips/common-mistakes-a-photographer-should-avoid-when-working-with-a-model/








Americo, enviado desde iPhone