miércoles, 4 de enero de 2012

ALTFoto Labs: Panasonic Lumix GH2

Estamos hablando de una de las cámaras de Micro Cuatro Tercios más caras del mercado - aunque ya lleve año y medio ahí fuera -  por encima de muchas reflex de gama media,  la comparación de rendimiento con ellas en mente se hace inevitable.

De hecho cuando recibí la Lumix GH2 para probarla, las primeras dudas que asaltaron mi cabeza fueron: ¿Cómo de lejos está esta cámara de mi primera reflex digital, la Canon EOS 350D? ¿Cuánto ha mejorado la tecnología en la industria en estos largos 6 años? Esto a simple vista parece una DSLR olvidada en la lavadora, algo encogida ¿Me hubiera gustado empezar a hacer fotografía más con esta cámara o con mi vieja reflex digital?

Estas máquinas, en teoría, están pensadas para gente que se preocupa de hacer fotografía de una manera más o menos creativa. Con sus modos manuales, lentes intercambiables y precio - mucho más cerca de los 1000€ que de los 500€ - no es cámara para alguien que simplemente quiera verse guapo en sus instantáneas de turista ocasional.

Cuerpo de juguete

La construcción del cuerpo es realmente mala, plasticosa, de juguete. Es una cámara densa, pero no da sensación de rigidez alguna, parece que en cualquier momento se va a abrir por la mitad.

El visor cumple, refleja la información necesaria. No es muy amplio pero hace su papel en una cámara que quiere ser ligera. El botón de disparo es algo holgado - lo que no ayuda a aprovechar su disparo en ráfaga -  y el sonido del obturador es horrible, parece que la cámara se ha roto al tomar una foto.

Cuenta con una pantalla abatible y táctil, algo práctica para revisar las fotos y ajustar algunas cosas de esos odiosos menús, plagados de nomenclaturas confusas de Panasonic que a veces sólo puedes resolver buscando en el manual de la cámara. Ojalá estas pantallas sean pronto la mitad de parecidas a las de un smartphone y tengan gestos multitáctiles más avanzados e intuitivos.

Controles poco intuitivos

Tiene varios botones y diales para, entre otras cosas, ajustar rápidamente los modos de disparo predefinidos - ya saben, los típicos de paisaje, retrato, macro… ¿Qué persona medio aficionada a la fotografía usa eso? A mí personalmente no me gustan, preferiría en cambio que como las clásicas rangefinder u otras digitales -Leicas o la Fuji X100- tuvieran diales para ajustar la exposición y otros parámetros de manera manual y gradual en su lugar.

Al final con el engorro de los menús, te hartas y acabas confiando casi cada disparo al modo IA (Intelligent Auto). Que la verdad sea dicha, es más inteligente que el automático de cualquier otra cámara, pero frustra lo limitado y torpe que te hace sentir. La cámara te domina a ti y no al revés. Justo lo que no necesitas si estás aprendiendo o si como yo te tomas la fotografía como un juego cada vez que sales a la calle con una cámara en la mano.

Una joya de sensor

Lo mejor de esta Lumix GH2 lo encierra en su interior, con un sensor de 16MP efectivos que puedes aprovechar en distintos formatos de distintas proporciones: 16:9, 3:2, y 4:3, en esto va más que sobrada, es un Ferrari. Y se comporta de manera extraordinaria en casi cualquier situación. Puedes disparar de noche a ISO altas sin demasiada preocupación por el ruido.

Excelente también el rango dinámico de las imágenes, tanto en RAW como JPEG. El color por defecto a veces es un poco apagado, algún problema con amarillos y verdes en algunas tomas, pero correcto en lineas generales.

Su tecnología de enfoque por contraste es fantástica. Es muy muy rápido, mejor incluso que el de muchas DSLR que he probado. Sólo puede darte problemas en situaciones de poco contraste, como con niebla o lluvia.

Para los amantes del vídeo, parece que la Lumix GH2 es excepcional en ese sentido. Más de uno me ha comentado que le dan uso profesional. Incluso hay por ahí un buen puñado de vídeos que se atreven a compararla con la todopoderosa Canon 5D Mark II.

Prometedora familia de lentes

La Lumix GH2 se suele vender con con un 14-42mm f/3.5-5.6 que está bastante bien, cubre buena focal con buenas aperturas y es muy recogido.

El bokeh del Lumix G 14mm a f/2.5 es realmente bello. Es un objetivo tan reducido que te cabe el bolsillo de monedas de la cartera, parece diseñado para la cámara de fotos de un Playmobil. Vale unos 400€.

Muy divertido el ojo de pez, 8mm f/3.5, que cubre en una sola imagen 180 grados. Si nunca has usado uno se te ocurrirán imágenes en la situación más mundana, también es ideal para hacerse autofotos con amigos. El único problema es que el rato de diversión sale casi por 800€.

También venden por ahí adaptadores para poder usar algunos lentes de otras marcas, pero perdiendo el autofocus y el control de apertura, claro.

Conclusiones

La Lumix GH2 no es desde luego, lo suficientemente pequeña como para llevarla siempre encima y sustituir al teléfono móvil como cámara, pero sí puede tener mucho sentido para numerables ocasiones donde una reflex se convierte en un trasto odiable, un ancla pesada, como fiestas, paseos repentinos con amigos o incluso para viajes cuya principal finalidad no sea tomar fotografías.

7/10

Quizá como primera cámara para aprender fotografía seguiría decantándome por una reflex del estilo Canon 600D o una 1100D o sus homólogas en Nikon, que aunque son un poquito más grandes, no son mucho más pesadas y algo más baratas. Tienen una ofertas de ópticas más amplia y consolidada, un gran mercado de segunda mano, rinden mejor todavía en muchas facetas y son más domables en cuanto a control de parámetros para introducirse a este mundo.

Las cámaras sin espejo - mirrorless - de este tipo, están aquí para quedarse sin duda. La propia serie Lumix ya parece estar encongiéndose todavía más con su nueva GF3 o con la todopoderosa GX1. Las Pen Olympus no se quedan atrás y la tecnología que aparece en los sensores de las series de las Sony NEX hace la boca agua a cualquiera. La reciente serie 1 de Nikon necesita quizá limarse un poco a lo largo de este año. El único gran protagonista del sector que falta por aparecer a escena es Canon, para suplantar de una vez por todas su serie G por una apuesta en forma de Micro Cuatro Tercios.

En resumen, creo que esta Lumix GH2 tiene un corazón diminuto muy potente, unas extremidades ópticas ligeras y prometedoras, un cuerpo tosco y le falta ganar algo de estilo vistiendo.

P1030642 P1030577 P1030713 P1030675 P1030664 P1030696 P1030600 P1030685 P1030680 P1030332 P1030402 P1030591b P1030360 P1030325 DMC-GH2










Americo, enviado desde iPhone