miércoles, 4 de enero de 2012

ALTFoto Labs: Canon EF 50mm f1.4 USM

Mucho les hemos hablado en ALTFoto, durante estos días cercanos a la navidad, sobre qué regalos podrían dar o darse, e incluso sobre cómo conseguirlos. Lo cierto es que los editores del blog también nos consentimos de vez en cuando. En mi caso, agregué a mi colección un par de lentes. El primero de ellos es el que nos ocupa hoy, el Canon EF 50mm f1.4 USM.

Quiero comenzar por aclarar que se trata de un artículo que compré en línea, y no de un préstamo o concesión de algún representante de la marca. Por lo tanto, hablaré desde mi experiencia como usuario, y evaluaré el producto de la forma más objetiva posible. Por la misma razón -hablo de lo que compro-, no puedo hablar de lentes similares de otras marcas, y más bien haré referencia al Canon 50mm f1.8, que también poseo. Al final del post dejo una galería de imágenes de muestra, y si algún lector quiere hacer comparaciones con otro lente, es bienvenido a dejar links a sus propias fotos de prueba.

Calidad de Construcción

El barril del lente es de plástico, pero se siente mucho más sólido que el f1.8. Es también más pesado, debido a su montura metálica y la mayor cantidad de vidrio en su interior. El objetivo es bastante compacto, y se siente correctamente balanceado en cualquier cámara con o sin grip vertical. Tiene una ventana con escalas en pies y metros para asistir en el enfoque; y el anillo de enfoque tiene un grosor cómodo, de alrededor de un centímetro. El lente frontal se proyecta hacia adelante al enfocar, pero no gira. En la parte de atrás tiene unas ranuras a modo de grip, que ayudan a rotar el lente más fácilmente para desmontarlo. Tiene un diafragma de ocho palas, que produce un bokeh más suave que otros lentes con menos palas; y genera octágonos al fotografiar fuentes de luz desenfocadas.

Calidad de la Imagen

Como es de esperarse, los contornos son bastante suaves al usar la máxima apertura de f1.4, pero ya en f1.8 la diferencia es notable, y deja atrás a su hermano menor a esa velocidad. A f2.8, la nitidez de la imagen es asombrosa, al igual que el contraste. Renderiza el color de forma parecida a como lo hace el f1.8, con buenas saturación y temperatura. ¡La aberración cromática desaparece a f2.2! Cada vez que tengo un lente hago la misma prueba del cielo blanco contra los barrotes negros de una ventana. Este lente pasó la prueba tan rápido que me dejó sorprendido.

Enfoque

Este lente es USM (Ultra-Sonic Motor), lo que en lenguaje Canon significa que su velocidad y precisión de enfoque son de las mejores. Para ser honestos, el f1.8 es quizá el objetivo Canon que más tiempo tarde en enfocar, así que una comparación entre ambos sería injusta. Sin embargo, el 50mm f1.4 sí enfoca más rápidamente que el 17-85mm f4-5.6, un zoom Canon que también tiene USM. Claro, que cuando estamos en situaciones de mucha o poca luz, el objetivo tardará un poco más, pero nunca tanto como un lente con sistema de enfoque estándar. Otro beneficio del sistema USMes que el fotógrafo puede "sobre-escribir" el autoenfoque en cualquier momento con el anillo, sin necesidad de cambiar a MF, y sin dañar el sistema de enfoque. Esto se vuelve útil cuando estamos disparando con grandes aperturas de diafragma, y el más mínimo movimiento saca de foco a nuestro sujeto.

Otros datos

Algunos detalles que vale la pena saber de este lente:

  • Compré mi ejemplar en B&H (New York) por US$379, aunque ahora mismo se puede conseguir en esa tienda o en Amazon EE.UU. por US$339. En Amazon España se consigue por 326 euros, y en eBay se encuentra por menos de US$400; eso sí, sin contar el envío a cualquier parte del mundo.

  • Su distancia mínima de enfoque es igual a la de su hermano menor: 45 centímetros.

  • Este objetivo no cuenta con un sistema de estabilización de imagen, pero tampoco lo tiene ningún otro 50mm, ya que la distancia focal no es larga, y estos lentes tienen grandes aperturas.

  • El diámetro del filtro/tapa es de 58mm, el mismo que el pisa (lente kit 18-55mm f3.5-5.6) y otros lentes Canon como el 28mm f1.8. Cualquier filtro que ya tengas para ellos te servirá. Personalmente, recomiendo hacerse de un filtro de densidad neutral de 3 o 4 stops, de manera que se pueda aprovechar al gran apertura de este lente en estudio.

  • El lente es hecho en Japón, si es que eso significa algo para ustedes. Vale la pena destacarlo porque gran parte de los lentes Canon se hacen actualmente en otros lugares, pero este proviene de la isla donde nació la marca.

  • Todas las cámaras Canon de gama alta posan con este lente. Puede parecer una tontería, pero es cierto. Las fotos oficiales de las 7D, 5D, 1Ds y 1D son con este pequeño objetivo. No solo obedece a su alto rendimiento -especialmente en cámaras con sensor APS-C-, si no también al hecho de que se ve realmente muy bien montado en cualquier cuerpo.

¿Vale la pena tenerlo?

Para mí, sí. Cuando me piden consejos sobre equipo, siempre digo que lo primero que hay que hacer es repasar nuestras necesidades. El 50mm f 1.8 me ha acompañado por un año y me sirvió mucho en poca luz, pero las fotos eran siempre suaves, y a veces no era lo suficientemente luminoso. Por otro lado, el f1.4 es la mejor manera de comenzar a experimentar con el bokeh en estudio, si se le acompaña de un filtro de densidad neutral. Su nitidez hace que valga la pena intentarlo.

Les dejo una pequeña galería donde podemos ver unos ejemplos de nitidez, aberración cromática y calidad del bokeh, en un mano a mano con el 50mm f1.8.

Crop del Canon 50mm f1.4 USM a f2.2 Crop del Canon 50mm f1.4 USM a f1.8 Crop del Canon 50mm f1.4 USM a f1.4 Canon 50mm f1.8 a f1.8 Canon 50mm f1.4 USM a f1.4 Crop del punto de enfoque del Canon 50mm f1.4 USM a f2.8 Crop del punto de enfoque del Canon 50mm f1.8 a f2.8 Canon 50mm f1.4 USM a f2.8 Canon 50mm f1.8 a f2.8 Canon EF 50mm f1.4










Americo, enviado desde iPhone