lunes, 26 de diciembre de 2011

El complejo universo de las cámaras sin espejo


Las cámaras sin espejo o cámaras EVIL (de Electronic Viewfinder with Interchangeable Lens) aún no han irrumpido con toda su fuerza en los mercados, pero sin duda 2012 será su año. Los más escépticos creen que no puede caber tanta calidad en algo tan pequeño, y los innovadores ya están mirando reviews como locos para hacerse con una para el año que viene. En mi humilde opinión, creo que con el tiempo, y al menos las de gama baja destituirán a las actuales cámaras bridge, o al menos se llevarán a gran parte de sus seguidores. Si estás planteandote adquirir uno de estos misteriosos aparatos o, simplemente, tienes curiosidad por saber cómo funcionan exactamente, en ALTFoto vamos a resolver tus dudas:

¿Dónde está la diferencia?

Una de las principales diferencias entre las cámaras sin espejo y las compactas son las lentes intercambiables con una calidad asombrosa (casi la de una DSLR), pero la característica más destacable es un aumento de tamaño del sensor respecto a las compactas, que mejora la calidad de la imagen. Un dato importante a tener en cuenta es que el tamaño del sensor no tiene porque alterar la calidad de la imagen excepto si nos encontramos en condiciones de poca luz, así que los nocturnos deben informarse bien antes de hacerse con una.
El hecho de que sus lentes no sean fijas permite jugar con la profundidad de campo y el enfoque como nunca se podría haber hecho con una bridge o una compacta.

Las lentes

El hecho de que las lentes sean intercambiables no quiere decir que exista una amplia gama para elegir en todas las marcas, la disponibilidad, de hecho, nos encontramos entre una segunda y una tercera generación y aún quedan muchas cosas por definir. Sin embargo, es importante conocer este dato porque hay mucha diferencia entre unos fabricantes y otros. El mayor numero de lentes lo tienen Panasonic y Olympus, que usan la montura Micro Cuatro Tercios. Le sigue la línea Samsung NX, la montura E de Sony, la Q de Pentax y el sistema 1 de Nikon. Como sabemos, de momento Canon se mantiene al margen.

De todas formas, para aquellos que ya tienen lentes y están preguntándose qué se prodía hacer al respeto, existen adaptadores de objetivos para cuerpos de estas características.

Clasificación

Sería posible clasificar las cámaras sin espejo en 3 grupos principales al igual que se hace con las DSLR: gama baja, media y alta.
  • Gama baja: es la gama para principiantes, la que está amenazando directamente a algunas bridge y el mercado de las compactas. Esto repercute en una pugna por establecer los precios más competitivos que a nosotros, como compradores potenciales, sólo nos reporta beneficios. Son las más pequeñas pero tienen una gran calidad. Los buques insignia de esta categoría son la Sony NEX C3, la Olympus Pen E-PM1 y la Panasonic Lumix DMC-GF3.

  • Gama media: se encuentran a la alturade la gama baja de réflex (con características añadidas y otras de las que carece), podrían hacerle la competencia a cámaras como la 1000D o incluso 600D de Canon. Están dirigidas a personas apasionadas por la fotografía y que deciden dar el salto desde las compactas. Entre estas están la Sony NEX N-5, Olympus PEN E-PL 3, Panasonic Lumix DMC-G3 y la Samsung NX200. Todas tienes más botones externos para controlar funciones y características mejoradas.

  • Gama alta: Están dirigidas a personas que ya tiene experiencia en la fotografía, que la usarán a tener como una segunda cámara o como sustituta de una de acabado similar. Ofrecen más controles externos, mejor diseño y más especificaciones. Son la Sony NEX-7, Olympus PEN E-P3, Panasonic Lumix DMC-GX1.

Como ocurre con casi todo, cuanto más compleja es la cámara, mayor es el control que el usuario tiene sobre sus funciones y el precio aumentará. Por lo general, las cámaras más complejas traen un sensor con mayor resolución y mejor calidad de pantalla.







Americo, enviado desde iPhone