sábado, 22 de octubre de 2011

Microajustando

Algunos modelos de reflex, generalmente en modelos de gama media-alta, disponen de una función llamada microajustes. Estos microajustes se pueden usar de manera individual para cada objetivo o para todos en general.

Uno de sus usos más comunes es la correción de frontfocus o backfocus que pueden traer por defecto algunas lentes. Generalmente se suele dar más habitualmente en lentes de grandes aperturas, dado el milimétrico desenfoque que se suele tener abriendo a 1.8, 1.2… etc.

El frontfocus o backfocus es el defecto de la lente de marcar el plano de enfoque por delante o detrás de éste, respectivamente.

Hace unos años si te ocurría algo similar en un objetivo, tenías que enviarlo al servicio técnico o en el mejor de los casos, descambiarlo por otro, aunque al final dependes de la suerte. En el caso de la cámara, estábamos en peor situación.

Ahora en modelos como por ejemplo la Canon 5D mk2, podemos realizar microajustes directamente desde la cámara para corregir esos milímetros de front o backfocus.

Hace unos meses tuve que estar trabajando con mi equipo con microajustes, aunque curiosamente, con los mismos en todas las lentes que poseo. Todo comenzó con algunas sesiones en las que notaba más fotos desenfocadas de lo habitual, con un par de mosqueos fue suficiente para hacer algunas pruebas y comprobar que mi equipo enfocaba generalmente por delante del plano de enfoque.

La solución, fue realizar varias pruebas hasta conseguir corregir mediante microajustes estos problemas. Dado que todas las lentes funcionan con la misma corrección, cosa que antes no ocurría, supuse que debería ser problema de la cámara. No sé exactamente que tipo de descalibración puede suceder para que ocurra esto, así que no me ha quedado otra que aprovechar la aún vigente garantía y enviarla al servicio técnico de Canon.

El mayor problema de las reparaciones, es el tiempo que estás sin cámara (dicen que una semana), ya que si es tu herramienta de trabajo, no puedes prescindir ni un día sin ella. Por cosas como estas dispongo de un segundo cuerpo de una calidad similar. Aún así, lo suyo es cuadrar las fechas y encontrar un par de semanas en el que se pueda prescindir de una cámara, pues en mi caso, no me gusta realizar ciertos trabajos sin una cámara de repuesto.

Si esta cámara no hubiera tenido la función de microajustes, obligatoriamente la hubiera tenido que mandar a arreglar en ese mismo momento y quizás, hubiera tenido problemas para cuadrar fechas con determinados trabajos o pedir-alquilar otro cuerpo.

Por lo tanto, me parece una función más que importante a día de hoy y muy a tener en cuenta en la compra de nuestro nuevo equipo.








Americo, enviado desde iPhone