miércoles, 20 de julio de 2011

Cámara de paseo


Antes de ponerme a escribir mis pensamientos, he de decir, que este blog es como una especie de diario. En él, suelo escribir todo lo que se me pasa por la cabeza, son pensamientos en voz alta.
Muchas veces quizás no sea el tutorial que algunos buscan, pero quizás visto de otro modo, sirva de tutorial como experiencia de la vida. Un lugar donde leer a uno de entre los miles de fotógrafos que habitan en la tierra, lo que piensa y siente con la fotografía.
Dicho esto, hoy me apetecía escribir sobre las cámaras de paseo, lo que creo que necesito y lo que me gustaría.
Una cámara de paseo como tal, es para mi una cámara de tamaño medio o pequeño, con una lente pequeña y ligera. Una cámara que pase "desapercibida" o al menos, que no llame mucho la anteción. Una cámara que no canse llevarla en la mano y se disfrute manejándola. Debe ser manual y tener una lente angular. Y sobre todo, debe ser ajena al trabajo.
Recuerdo haber comentado en más de una ocasión algo sobre la Fuji x100, una cámara de tamaño pequeño, parecido al de una Leica telemétrica y con una lente equivalente a 35mm f2 en Full Frame (o eso tengo entendido). El problema son los 1000 euros que cuesta, aunque no dudo que lo valga.
Por otro lado están las compactas, tipo la Canon G12, S95… etc, pero no me llegan a convencer, busco algo más tipo reflex pero en pequeño.
Esa cámara "tipo" reflex en pequeñito se llaman Micro 4/3 o Evil, curiosos modelos, muy cuidados, de gran calidad, pequeño tamaño y peso, y con ópticas intercambiables.
Finalmente, dado que no se pueden tener 10 cámaras en casa para cada momento, he decidido adaptar un modelo de cámara algo clásica con una focal clásica. Se trata de la 5D y el Canon 50 1.4. Pensando sobre el tema de salir de vacaciones, cuando voy a algún lugar con los amigos que me apetece retratar, me he cansado de llevar el pesado 24-70 con la 5D mk2. Aparte de que al ser una herramienta de trabajo, me preocupa a veces tener algún incidente con ella y verme obligado a comprar una nueva.
Por lo tanto, dado que tengo una Canon 5D como segundo cuerpo, generalmente para usar en caso de avería de la mk2 en algún momento importante y por lo tanto, no tener apenas uso, creo que es la jugada perfecta para sacar una cámara de casa cuando no toca trabajar.
Luego tenemos el 50 1.4 de Canon, un objetivo de poco peso, no llega a 300 gramos, de gran calidad y con una focal intermedia, que combina perfectamente con cualquier cámara y más aún si es FF, dado que así se tiene un buen ángulo de composición.
Quizás la Canon 5D con el 50 1.4, no sea la cámara de paseo por excelencia, más bien, está claro que no lo es. Pero creo que es una combinación muy divertida, buenas prestanciones, un peso y tamaño medio-alto y un tufillo a clásico muy reconfortante.