martes, 22 de marzo de 2011

El uso de firma

Carnavales 2011 Vicente Alfonso Navalmoral de la Mata

Generalmente al uso de una firma digital en fotografía es por dos motivos o uno de ellos:

1. Reconocer a su autor.

2. Evitar su uso indebido.

Creo que la gran mayoría cuando empezamos en internet, solemos atenernos al segundo motivo cuando empezamos a subir fotos. No apetece que alguien pueda usar nuestra fotografía para su beneficio y que ni siquiera aparezca el nombre de su autor (al menos, un mínimo margen de "beneficio" moral), ya que generalmente donde colgamos las fotos, deja claro quién es el autor de las mismas.

Yo solía usar siempre firma, incluso para encargos de clientes, pensaba en que era algo de vital importancia para que la gente te fuera conociendo (al igual que hacen los pintores). Con el tiempo he ido perdiendo el miedo y he decidido no usar la marca de agua en muchas de mis páginas y menos aún, en los trabajos que entrego a los clientes.

En flickr aún la uso, ya más que por evitar su uso o reconocerme como su autor, por vaguería de no modificar el automatismo de subida que tengo preparado.

Aparte de mi forma de entender el uso de la firma y el porqué de su uso, esta entrada iba en referencia al uso indevido de las fotos y como la firma que habitualmente usamos, puede ser borrada en poco tiempo.

Desde hace tiempo, están saliendo muchos casos en internet de robo de fotos, ya no sólo de particulares para su propio uso, que si bien algunos con su CC lo permiten, sino también grandes empresas, que prefieren usar la imagen de alguien sin permiso para ahorrarse costes. Incluso me aventuraría a decir, que si pidieran los permisos, muchos de ellos les dejarían usar la foto gratuitamente (ya que este caso suele abundar mucho entre aficionados).

Hace poco usaron una imagen para promocionar una página de facebook de una empresa de una zona determinada (una foto con molinos al atardecer, creo recordar), en la cual eliminaron la firma tranquilamente. De ahí que hayamos llegado a un punto que si realmente queremos evitar este tipo de uso, no queda otra que estropear la foto con una firma que realmente sea una molestia eliminar y así evitar esa intención. Sino, cualquier podrá quitar una firma en pocos minutos.

Por lo que si el uso de nuestra firma en fotografía es por el segundo punto, de poco nos va a servir. A partir de ahí, que cada uno busque las ventajas e inconvenientes y actue en función de ello.








Americo, enviado desde iPhone