domingo, 13 de febrero de 2011

Unos consejos a los más principiantes, sobre como enfocar con alguna garantía


Muchos nos quejamos, sobre todo cuando empezamos en esto de la fotografía decimos: que no enfocamos bien, que si la cámara es una patata, que si mi ojo no ve bien, que si se mueve todo y mi pulso es un asco , vamos que mi compacta era mejor.......... ¿pero realmente sabemos enfocar? Voy a daros una serie de consejos para que podáis enfocar mejor vuestras fotos.


No voy a hablar de cómo coger la cámara o como usar técnicas como distancias hiperfocales y demás porque me quiero centrar en el momento justo del enfoque propiamente dicho.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de enfocar es que hay que buscar un punto de máximo contraste para realizar correctamente el enfoque, no vale cualquier punto, ya que el sistema que suelen tener las cámaras es precisamente ese, detectar contrastes, por ejemplo, si enfocamos a una pared blanca veréis que la cámara no acierta porque no hay contraste que la indique nada de la imagen, pero si en la pared hubiese una línea negra pintada, llevando el punto de enfoque a ese sitio el proceso se realizará correctamente, porque el sensor de enfoque podrá ver la diferencia entre el blanco y el negro de la raya pintada y llevará la lente hacia un lado o hacia otro, buscando que en un pixel del sensor haya un negro y en el de al lado un blanco, ahí dirá “ he encontrado el enfoque”.

Fijaros en el ejemplo es una pared con un cartel, pongo el enfoque a la pared, estoy usando el central, no hay contraste no enfoca.





















Pero si subo el punto central donde hay contraste, como se puede ver enfoca perfectament.





















Esto es importante y es lo primero que debéis tener en cuenta. Mucha gente esto no lo sabe y falla intentado enfocar en sitios donde no lo va a hacer bien la cámara. Más vale enfocar y reencuadar que arriesgarnos con un enfoque poco seguro. Este es un ejemplo límite pero interesante para mostraros el tema.

Usemos el enfoque puntual o al menos el enfoque a unos de los puntos de enfoque de la pantalla controlado, no dejemos a la cámara enfocar en plan automático con todos los puntos activados, porque SIEMPRE le llamará más la atención lo que más cerca este de nosotros y enfocara a algo que puede estar a menos distancia de donde queremos realmente enfocar. Esto les pasa a los mas noveles usando la posición del cuadradillo verde de la cámara.

Fijaros en esta foto yo quería enfocar a mi carita amarilla y puse el enfoque completamente automático (cuadradillo verde), cómo veis no lo ha hecho, porque se ha ido a lo que más cerca tenía de mi en este modo de enfoque. Pensar en vez de estas cosas en un grupo de personas y os daréis cuenta lo que quiero decir, probablemente el camarero que pasa cerca quedara enfocado.





















Otro punto importante que hay que conocer es que el sensor de enfoque en casi todas las cámaras, mide más que el cuadradillo que nos indica el visor, y además mucho más. Esto hace que queriendo enfocar algo en detalle, si hay algo detrás con mas contraste, debido a que el sensor es mayor captara por detrás más contraste y se irá el enfoque a lo que le llama más la atención que es lo posterior, luego diremos que nuestra cámara tienen back-focus….. Pero realmente es que no sabemos como funciona la cámara.

En este caso estaba enfocando como veis el “pitorrillo” de la fuente, pero se fue para atrás donde había más contraste.





















La solución es bajar un poco el enfoque y re encuadrar después:





















Cuidado con enfocar de cerca con objetivos muy luminosos, aquí nos puede jugar una mala pasada la profundidad de campo, y un pequeño desfasaje en el enfoque nos puede sacar una imagen completamente ida y desenfocada, como por ejemplo cuando queremos realizar un retrato a alguien de cerca, por ejemplo si disparáis a un metro o dos con un 50mm a 1,4, probablemente no sacaremos nada. No siempre un objetivo tan luminoso hay que usarlo con la máxima apertura, Esto metéroslo en la cabeza, yo veo más indicado abrir más pero a mayor distancia del sujeto para desenfocar el fondo. Esto es algo que se hace a menudo y nos quejamos de que nuestro objetivo tan luminosos no enfoca bien.

En la fotografía siguiente se quería haber sacado toda la caja enfocada, pero se cometió el error de enfocar al “ojo” (conector verde)





















Lo lógico hubiese sido, si esto es un retrato, cerrar más el diafragma para centrar más la imagen y dar un cierto desenfoque por detrás y algún lado.





















En los retratos generalmente se suele enfocar a los ojos y deberíais comprobar el enfoque y aseguraros de que está bien antes de disparar porque unos ojos desenfocados (en general) dan mala sensación, al menos que no se busque otro tipo menos estándar como unos labios o un pendiente, y cuando hay más de una persona en la imagen y no en el mismo plano antes de disparar cerremos el diafragma para abarcar a las dos o tres personas que haya y enfocad a una zona intermedia, si así la velocidad disminuye, subid el ISO, no os preocupéis porque los ISOS en las cámaras de hoy en día pueden subir mucho sin estropear en absoluto la imagen.

Usad el estabilizador siempre si la imagen es estática, porque nos dará una imagen más limpia eliminando prácticamente las microtrepidaciones que pueden darse, encima ganaremos margen sobre el ruido al no tener que subir la ISO, no es conveniente desconectarlo porque ahorremos pilas, no merece la pena y aunque se dispare a velocidades relativamente altas es mejor llevarlo puesto. Solo a velocidades muy muy altas puede existir una pequeña interferencia y ahí sí puede ser conveniente desconectarlo o cuando ponemos el objetivo en un trípode.

En estas imágeesn he puesto y quitado el estabilizador, son imágenes en focales altas de unos 250mm que hay que cuidar:

Con estabilizador:

















Y sin él





















Esta foto no esta desenfocada, esta trepidada.

La diferencia es notable, y más vale llevar unas baterías de repuesto que intentar ahorrar no conectándolo, aunque creáis que podéis hacerlo a pulso, sobre todo sin pasáis de 35 mm de focal en cámaras APSC.

Si estáis en casa o en estudio un enfoque perfecto se puede realizar en el ordenador llevando la imagen a la pantalla del PC y enfocando de forma manual, en la pantalla al ser tan grande seremos capaz de realizar enfoques mínimos con seguridad casi total de no fallar.

Otro punto que debéis considerar es que cuando realicéis la foto presionad hasta la mitad el disparador hasta que la cámara enfoque, y luego presionar del todo para hacer la fotografía, simplemente este proceso os mejorara las imágenes bastante.

Finalmente pensemos que los sistemas de enfoque automático no son infalibles y tienen tolerancias que hay que tener en cuenta a la hora de la realización de la fotografía en modo AF. No creáis que por definición debe acertar siempre.

Espero que estos consejos os puedan servir al menos un poquito sobre todo a los más noveles"