martes, 25 de enero de 2011

HDR, la moda de hoy

Odio las modas, en general todas, pero no por lo que nos propongan sino por el propio hecho de la moda, que todo el mundo haga lo mismo y de la misma manera, cual borregos sin imaginación o criterio, solo por el hecho de que es lo que se lleva. Pues no, me niego. Si antes paso con las fotos de David Hill y de Andrzej Dragan, de los cuales se han hecho acciones, presets y plugins para imitarlos, ahora esta pasando con el HDR, ya que hay muchas aplicaciones que permiten hacerlos de una manera sencilla y mucha gente que se ha lanzado a ello de manera indiscriminada.

 HDR, la moda de hoy
HDR, High Dinamic Range, o alta rango dinámico en nuestro idioma, hace referencia a la utilización de varias tomas, para lograr una fotografía en la que los pasos de exposición entre las altas luces y las sombras mas profundas sean más de los que nuestra cámara es capaz de registrar en una única toma. Es, resumiendo en una frase, ampliar la latitud de nuestra cámara. Esto en principio es fantástico, ya que permite que nuestra DSLR con una latitud de entre 8 y 10 pasos, pueda tomar fotos con una latitud de 13, 14 o los que quieras.

Teniendo esto en cuenta, solo aquellas imágenes, con un contraste lo suficientemente elevado, para que o bien nos queme las luces si las sombras son correctas o nos falte detalle en sombras si las luces son las adecuadas, las que serán susceptibles de ser candidatas a un HDR. Si en una toma el histograma no choca con los extremos, no necesita un HDR, bastará con un ajuste de nivel y punto.
El intentar llevar una imagen con un gran contraste, como suele ser el caso de las imágenes susceptibles de los HDR, a una pantalla o impresora que no soporta tal contraste, trae un problema, y es que hace que las tonos se igualen, dando imágenes irreales en la mayoría de los casos en los que el llamado Tone Mapping se produce. Si pensamos que en un histograma de un HDR tenemos por ejemplo 15 EV’s, al verlo en una pantalla estándar, lo que hacemos es aplastarlo para ver un histograma de 8 EV’s, con lo que ello conlleva en la igualación de tonos.
El problema esta en el exceso, como siempre. Y es ahí donde esta mi critica. Los HDR están bien para lo que están bien, eso excluye, imágenes con poco contraste, obvio, de donde no hay no se puede, ni debe, sacar. Imágenes con un elevado contraste, ya que el paso de HDR a otra vez SDR (Standard Dinamic Range, rango estándar) hace que las fotografías se conviertan en pinturas con tonos saturados e irreales. Siendo estas ultimas las que proliferan por la red e inundan los flickr de los fashion victims de la fotografía.
Si estas empezando en esto de la fotografía, o no, prueba todas las técnicas con las que te cruces y aprovecha los recursos en forma de software que se te presenten, pero solo como una forma de poder definir tu estilo propio.
Por cierto, la foto que acompaña el post es de Scott Marmer, realizada con una única toma, y ha sido premiada con una mención honorífica en la fase 3 del Unified Color Technologies True Vision HDR Photo Contest. ¿Y a que cuando la has visto no te ha parecido una foto? Pues eso.

Foto: Scott Marmer
Vía: Altfoto.