lunes, 11 de octubre de 2010

Grandes obras pictóricas en alta resolución

Detalle del ojo de Venus

El proyecto se llama HAL9000 y nos llega desde Italia de la mano de Haltadefinizione y con la colaboración entre otros del mismo ministerio italiano de cultura (Ministero per i Beni e le Attività Culturali). Desde que empezaran en el año 2007 con la reproducción de la famosa pintura de Leonardo da Vinci, 'La Última Cena', han ido ampliando no solamente el catálogo sino tambien la resolución de las imágenes. La Última Cena contaba con nada más y nada menos que 16 gigapixels que consiguieron con 1677 disparos de una Nikon d2Xs sobre la que montaron el impresionante AF-S Nikkor 600mm f/4D IF-ED II. Para poder procesar tanta información, unos 2 Terabytes de espacio en disco, hubo que recurrir a un equipo que entre otras cosas contaba con 16GB de memoria RAM.

La última incorporación al archivo es otra obra no menos conocida que la anterior: 'El Nacimiento de Venus' de Sandro Botticelli para la que han usado una Nikon D3X y que ha dejado un resultado final de 20 gigapixels. Hagamos una pequeña e injusta comparación de números. Cuando llevamos una fotografía a imprimir a un laboratorio nos suelen exigir una resolución de 300 pixeles por pulgada para obtener una copia impresa de calidad, pues esta fotografía de 20 gigapixels tiene una resolución que se va hasta los 1500 pixeles por pulgada.

El uso de esta galería de imágenes a tan alta resolución está quizá más enfocado al estudiante o investigador que puede acceder cómodamente desde cualquier ordenador conectado a internet a las obras con un nivel de detalle muy próximo al que pudiese alcanzar si las estudiase en un laboratorio con grandes lupas y todo respetando la integridad de tan valioso tesoro. De todas formas las imágenes están disponibles tanto para el que quiera estudiarlas minuciosamente como para el que solo quiera contemplar obras de arte.

Si os pasáis debéis tener un poco de paciencia mientras se carga la imagen, proceso que no lleva más de medio minuto aproximadamente aunque variará en función de nuestro equipo y conexión. Moverse por la fotografía es muy fácil y pese a que muestra marcas de agua, éstas no son muy molestas. La imagen que ilustra el artículo es el máximo zoom que se puede hacer sobre un ojo, impresionante cómo se pueden apreciar las grietas. Disfruten del arte.

Vía BoingBoing








Sent from my iPhone