viernes, 1 de octubre de 2010

Cada fotografía cuenta una historia

Cada fotografía cuenta una historia, una historia que son muchas. A veces se trata de una historia que tenemos que construir nosotros. En otras nos llega un fragmento de la realidad capturado en un instante. Pero en ocasiones la historia contada va más allá de la escena que el fotógrafo a capturado y se entrelaza con la historia de la propia fotografía.

6a00d83454428269e201310ff7a5f9970c 800wi Cada fotografía cuenta una historia

Aquí tenemos una célebre fotografía que tiene mucha historia detrás suyo. Publicada por primera vez en 1937 retrata a los hijos de una familia aristocrática vestidos con sombrero de copa, frac y bastón, observados de cerca por un grupo de niños de clase baja y con mirada burlona. ¿Qué esconde detrás suyo esta escena que tan vividamente retrata las diferencia sociales de otra época?.

La fotografía fue tomada por Jimmy Sime el día del juego entre las escuelas Eton y Harrow, dos de las más exclusivas escuelas inglesas de la época. Este juego de criket celebrado cada año es un evento que entonces atraía a multitudes. Los dos muchachos de la izquierda pertenecientes a la casa Harrow están vestidos con el uniforme de su escuela y esperan que sus familias los recojan para ir de vacaciones. Al mismo tiempo los muchachos de la derecha se ganan algunas monedas ayudando a los visitantes, abriendo puertas de taxi y devolviendo los cojines para cobrar el depósito de tres peniques. El fotógrafo los encuentra juntos, frente a frente pero separados por todo tipo de distancias.

La fotografía se convirtió en una imagen célebre que representaba las diferencias sociales. Fue utilizada una y otra vez por periódicos y otras publicaciones para hablar de las clases sociales de Inglaterra, de los problemas con la educación y con la perdurable lucha de clases, como una mofa a la aristocracia y como el retrato de una época de injusticias. Es posible ver todo esto en la fotografía, la exagerada elegancia de unos y los pantalones y chaquetas que le quedan grandes a los otros. La mirada burlona de estos frente a la distancia y seriedad de aquellos.

Cuando fue publicada por primera vez con el nombre "Every picture tells a story" no indicaba el nombre de los protagonistas, sólo el del autor. Cuando la misma imagen se publicó en los Estados Unidos por primera vez la escuela de los dos muchachos de la izquierda fue confundida y se quedaron para siempre como miembros de Eton. Hoy en día la fotografía se encuentra en los archivos de GettyImages con el nombre de "Toffs and toughs". No fue hasta 1998 que los cinco protagonistas de la historia fueron identificados por el periodista Geoffrey Levy quien además se ocupó de buscar sus historias.

Los dos de la izquierda, los jóvenes aristócratas, son Peter Wagner y Thomas Dyson y para la época ninguno de las dos familias podía ser considerada parte de la élite inglesa. El padre de Peter era corredor de bolsa y el de Thomas un oficial de la artillería real. De acuerdo con el periodista que entrevisto a las familias, Peter estudio ciencias naturales y fue enlistado en el ejército. Pero desde joven empezó a tener problemas nerviosos, problemas con irritabilidad y cambios de humor. Pasó los últimos años de su vida pasando de un hospital mental a otro. Murió en 1984 con 60 años.

La historia de Thomas es incluso más triste. Un año después de aparecer en esta fotografía, los padres de este organizaron para que se fuera a reunir con ellos a la India donde su padre se encontraba destinado. Llegó en la época de los monzones y durante esta temporada caliente y pesada de la india Thomas cayó enfermo de difteria. Murió en Trimulgherry el 26 Agoto de 1938 con apenas 16 años. Su padre, capturado por los japoneses moriría en un campo de concentración Koreano cuatro años después

Mientras tanto las historias de los otros muchachos George Salmon, Jack Catlin y George Young fueron diferentes. No eran miembros de la clase baja sino de la clase trabajadora y el día de la fotografía se escaparon de la escuela para ganar unas monedas el día del partido.

George Salmon tenía una familia numerosa con ocho hermanos y su padre era el gerente en una fábrica de mantequilla. Después de la guerra en la que sirvió en la Marina Real, Salmon se hizo empresario para la industria del metal y estableció una firma con negocios por toda Europa. El padre de Young trabajaba haciendo carreteras, y después de la guerra que participó con su amigo Salmon, Young estableció una empresa de limpieza de vidrios. Ambos viven bien acomodados y tienen muchos nietos y bisnietos (al menos hasta el momento en que el articulo original fue escrito). Jack por el otro lado entró a trabajar para el gobierno en Weymouth donde todavía vive, siguió escalando en el poder hasta encontrarse en una alta posición en el Sistema de Seguridad Social pero aun conserva malos recuerdos de la fotografía que lo convirtieron en un estereotipo.

Existen muchas historias detrás de la misma fotografía. Diferencias sociales que puede que no sean más que diferencias de vestidos. Historias personales, tragedias y vidas felices. Estereotipos y errores que se arrastraron a través de los años y finalmente la vida real que siempre llega a ser más compleja que cualquier fotografía.

Via: The photograph that defined the class divide








Sent from my iPhone