martes, 28 de septiembre de 2010

Los hutongs de Beijing

beijing hutong 1 Los hutongs de Beijing

China se ha convertido en un destino turístico importante y llamativo en los últimos años, brinda excelentes escenarios para hacer fotografías, con innumerables temas, con un inmenso contraste entre lo tradicional y lo moderno. Los hutongs son callejones o callejuelas que forman los barrios tradicionales de muchas ciudades chinas y los de Beijing son los más famosos. La capital de China es hogar de miles de estas calles tradicionales, la mayoría de las cuales fueron construidas alrededor de la Ciudad Prohibida durante las dinastías Yuan, Ming y Qing.

Los emperadores trazaron los planos de la ciudad y distribuyeron las zonas residenciales según el protocolo de la dinastía Zhou. En el centro de la ciudad encontramos la Ciudad Prohibida rodeada en círculos concéntricos por la Ciudad Interior y la Ciudad Exterior. Cuánto más alto fuera el estatus de un ciudadano, más cerca del centro del círculo podía vivir. Los hutongs aristocráticos de aquellos tiempos estaban ubicados justo al este y oeste de la Ciudad Prohibida y a cada lado había casas de una sola planta y jardines. En el sur y norte del palacio estaban ubicados los hutongs comunes donde vivían los mercaderes, artesanos y otros trabajadores.

Las residencias a ambos lados de las callejuelas, fueran imponentes o construcciones modestas, reciben el nombre de siheyuan, una construcción formada por cuatro edificios situados alrededor de un patio. Los siheyuan más grandes, normalmente de funcionarios de alto rango y mercaderes acaudalados, a menudo presentaban vigas y pilares pintados y esculpidos de gran belleza y jardines muy bien cuidados. Los siheyuan comunes era de un tamaño mucho más reducido y su decoración y diseño era más simple.

Desde la fundación de la República Popular China, muchos de los hutongs han sido sustituidos por los rascacielos y amplias avenidas de la Beijing de hoy en día. Muchos ciudadanos han dejado los siheyuan *donde sus ancestros vivieron durante generaciones y han ido a vivir a edificios de apartamentos modernos. En el distrito de *Xicheng, por ejemplo, casi 200 de los 820 hutongs que tenía en 1949 han desaparecido. Sin embargo, muchos hutongs aún sobreviven y algunas zonas han sido designadas áreas protegidas, por lo que las generaciones de ahora y de mañana podrán seguir disfrutando de las viejas construcciones de Beijing, sin ninguna duda, su patrimonio más rico.

Los hutongs de Beijing son un excelente motivo para fotografiar, si alguna vez visitan Beijing no dejen de visitarlos, tengan por seguro que será una experiencia inolvidable.

Vía: www.china.org.cn








Sent from my iPhone