martes, 6 de julio de 2010

Usar o no empuñadura

http://feedproxy.google.com/~r/FotoAprendiz/~3/DagTgkwSPvI/

canon-bge4

La empuñadura o también conocida como grip, es un accesorio o parte de la cámara que sirve para tener un agarre más natural al realizar planos en vertical, aparte de en muchos casos ser un extra de energía. Este extra de energía se debe a que en la mayoría de los casos, se puede usar con dos baterías a la vez e incluso algunas dan la opción de usar pilas.

Yo nunca había usado grip hasta hace un mes que me compré una cámara de segunda mano que lo incluía en el precio. Por suerte era el original de Canon, para así tener una mejor opinión sobre las empuñaduras que se suponen son de mayor calidad, pues las hay de todos los estilos y de todo tipo de marcas.

La empuñadura Canon BG-E4 que es el modelo que tengo, tiene un tacto muy similar a la cámara, algo que me parece importantísimo, ya que no sería de mi agrado sostener una cámara que me esté haciendo sentir que sujeto otro modelo.

Dispone de un botón de disparo (con sus dos posiciones, para enfocar y disparar) y una rueda con la que puedo variar la velocidad de obturación, mientras que la propia de la cámara para variar la apertura queda en una situación apropiada para poder seguir usándola con el dedo gordo.

canon5d_grip

Además hay un par de botones más para añadir un poco más de manejabilidad al grip, aunque echo en falta el botón AF y un interruptor para encenderlo o apagarlo.

Dentro del compartimento de la empuñadura podremos introducir dos baterías, lo que nos vendrá genial para no quedarnos en ningún momento sin energía (seguro que se llena antes la tarjeta de memoria). Luego incluye un interesante adaptador para pilas, que podremos usar en algún momento desesperado.

Hay que dejar claro que no todas las empuñaduras son así. Algunas simplemente sirven para añadir una batería extra y ni siquiera dejan la opción para disparar en vertical, pues no disponen de botones. Otras incluyen sólo el disparador, otras disparador y rueda… etc.

Recomiendo si se encuentra dentro de nuestras posibilidades y si se tiene intención de comprar una empuñadura, elegir la original de nuestra propia marca, es algo más cara pero de verdad que la diferencia se nota.

Otras cámaras como las que se usa en fotoperiodismo y fotografía de moda y publicidad (cuando se tiene un alto presupuesto), disponen de esa empuñadura que viene ya adaptada al diseño de la cámara y que me parece que es la única opción en la que dicha empuñadura queda bien. Porque sinceramente, si hay algo por lo que no he tenido intención de comprar una empuñadura hace tiempo, es porque me parece que queda espantósamente mal.

Vale que en la fotografía lo que menos importa es si la cámara es bonita o fea, pues lo importante es su función y hacerla de la manera más cómoda posible, pero a mi también me gusta sentirme cómodo estéticamente hablando.


Américo.
Enviado desde mi iPhone