miércoles, 28 de julio de 2010

El uso del paraguas en la fotografía

 

Si te gusta la iluminación suave y difusa, el paraguas será seguramente uno de tus mejores aliados. Cabe destacar que existen dos clases de paraguas. Por un lado están aquellos que rebotan la luz y por otro lado están aquellos que difuminan la luz porque son blancos. Ambos difuminan la luz, no obstante el método de difusión que emplea cada uno es distinto.

Paraguas que rebota la luz

Personalmente tengo preferencia por el paraguas blanco que difumina la luz sin rebote puesto que el rebote en ocasiones puede lograr una sombra desagradable dependiendo de cómo lo apuntes. No obstante, ambos paraguas son muy buenos.

Paraguas difusor

El paraguas sirve en esencia para difuminar la luz, así como los reflectores y las cajas suaves. Su funcionamiento es muy sencillo, lo único que ha de hacerse es pasar la varilla por el foco y enroscarla para que quede adecuadamente colocada. Enseguida notarás una luz mucho más tenue y delicada.

Eso sí, sí lo que deseas es controlar la luz suave necesitarás de una softbox. Los paraguas te dan una luz muy bonita pero difícilmente es manipulable por la forma de los mismos. De modo que si deseas una luz general y suave los paraguas son perfectos, por otro lado si deseas una luz suave pero muy manipulable necesitarás de una softbox.







Americo, Enviado desde mi iPhone