lunes, 8 de marzo de 2010

Fótos nítidas: Regla del inverso de la focal

En ocasiones habréis comprobado que una foto no está todo lo nítida que nos hubiera gustado, y no porque estuviera desenfocada, más bien movida. Esto se puede deber a dos causas principales: luz escasa y uso de focales largas, como teleobjetivos. Un ejemplo…

Vidriera 1

En este caso he usado un teleobjetivo en posición 149mm, equivalente a 239mm y 1/40 de segundo de velocidad. Se puede observar que la foto no es nítida, más si nos fijamos en el recorte de la cara. Para evitar esto tenemos una regla que nos ayudará a asegurarnos rápidamente que la foto va a salir nítida. Se trata de elegir una velocidad igual o más rápida que el inverso de la focal equivalente.

Velocidad=1/Focal equivalente

Por ejemplo, si usamos una focal equivalente a 50mm la velocidad que deberemos fijar para asegurarnos de que la foto no va a salir movida es de 1/50 de segundo (o más rápida). En este otro caso usé el mismo objetivo a una distancia focal similar, pero a una velocidad de 1/800 de segundo, claramente más rápida que en el caso anterior, y también que 1/250, que según la regla es la velocidad más lenta a la que la foto nos saldrá nítida

Vidriera 2

Como podemos ver la foto está perfectamente nítida.

Esta regla puede servir como una orientación más o menos precisa, no obstante hay gente con más pulso que será capaz de sacar fotos nítidas a velocidades más bajas de lo que indica la regla. Al contrario, si estamos en una postura incómoda o en un cohe deberemos tener en cuenta las vibraciones adicionales

Datos procedentes de www.sergiodelatorre.com